Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2021

Compañía con presencia en México convertirá empaques plásticos en aceite de pirólisis

El proyecto busca reciclar cerca de 6.000 toneladas de empaques plásticos flexibles que actualmente no se recuperan en el país.

Nestlé México instalará una planta de reciclaje químico en colaboración con Greenback Recycling Technologies, que se encargará de la recolección de empaques plásticos posconsumo, y con Enval, que cuenta con tecnología para convertir esos desechos en aceite de pirólisis.

Sin precisar los montos de inversión, la compañía dijo que con esto busca abordar el problema de los residuos plásticos difíciles de reciclar en el país y fomentar una economía circular entorno a los plásticos, planea reciclar 6.000 toneladas de empaques flexibles desechados en su primer año de operación, aunque su meta final será alcanzar las 26.000 toneladas que actualmente terminan en los vertederos.

“Este proyecto con Greenback y Enval respalda totalmente la misión de garantizar que nuestros envases de plástico no sólo sean reciclables, sino que en realidad sean reciclados; garantiza que estamos reduciendo drásticamente la contaminación por desechos plásticos y respalda nuestro trabajo con las comunidades locales”, afirmó Fausto Costa, presidente ejecutivo de Nestlé México.

La instalación implicará también una inversión en la adaptación del sistema eco2Veritas Circularity Platform de Greenback, que incluye la trazabilidad completa del proceso de neutralización, reciclaje y pago a los recolectores de residuos para que obtengan una remuneración transparente y equitativa.


Lea también: ¿Es usted un consumidor responsable con el medio ambiente?


“Este proyecto en México enfrentará el problema no resuelto de convertir plásticos multilaminados y mixtos difíciles de reciclar en flujos de residuos reciclables. El objetivo es reducir los desafíos que existen en el reciclaje de envases, transformando estos recursos residuales en aceite de pirólisis que se puede utilizar para la fabricación de envases de alimentos reciclados certificados”, comentó por su parte, Philippe von Stauffenberg, fundador y CEO de Greenback.

La tecnología de pirólisis inducida por microondas de Enval, permitirá transformar los empaques flexibles, sobre todo multicapa y laminados con aluminio, que hoy en día son de difícil reciclaje en México. Esta tecnología también permite reciclar el aluminio que contienen los empaques de este tipo.

Los desechos plásticos recuperados se transformarán en aceite pirolítico que se podrá utilizar en la industria petroquímica para fabricar nuevos productos con contenido reciclado posconsumo, incluyendo nuevos envases de grado alimenticio.

Carlos Ludlow, fundador y CEO de Enval, destacó que ahora es posible reciclar empaques que antes no eran reciclables y expresó su beneplácito por colaborar por primera vez en un proyecto de este tipo junto a una empresa como Nestlé.


Palabras relacionadas:
reciclaje químico, reciclaje de empaques flexibles, reciclaje grado alimenticio, generación de aceite de pirolisis.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad

Documentos relacionados