Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2021 Página 1 de 3

Digitalización en la producción de película: convirtiendo datos en valor

Dr. Ing. Laura Flórez, editora en jefe de Tecnología del Plástico.

La implementación de herramientas 4.0 en la transformación de película soplada permite lograr ahorros sustanciales y mejoras en la calidad de la producción.

Tener más rentabilidad. Producir menos “scrap”. Tener menos reclamos. Son palabras claves para cualquier empresa de manufactura, y en la coyuntura de la economía circular, donde buscamos tener empaques cada vez más eficientes, estos retos cobran un interés particular para las plantas de producción de película soplada.

La manufactura inteligente, y en concreto las herramientas de Industria 4.0, son grandes aliadas a la hora de lograr estos anhelados resultados. La capacidad de traducir a través de datos qué es conforme y qué es no conforme, y la posibilidad de alertar en línea sobre cualquier anomalía o problema en la producción es un cambio en las reglas del juego. Es como si hubiéramos trabajado hasta ahora con una venda en los ojos, y de repente pudiéramos quitarla.

Hasta ahora, la solución de problemas de producción se ha basado puramente en la experticia de los operadores y técnicos de producción. Cuando se cae una burbuja, o cuando hay marcas superficiales en la película, por ejemplo, empezamos a variar parámetros en máquina. En el mejor de los casos sabiendo lo que estamos haciendo, pero en ocasiones a ensayo y error. Y superar un problema cuesta muchos kilogramos.

La propuesta de las soluciones 4.0 es tener una instrumentación completa de todo el proceso. Imaginemos tener un electrocardiograma permanente de todo el sistema. Podemos ver si hay alguna variable fuera de estándar, o si por el contrario entramos dentro de parámetros antes de lo pensado. Es en esos detalles donde poco a poco va a ir radicando la rentabilidad y la competitividad de las empresas transformadoras y convertidoras. Y es innegable que este es el futuro de toda nuestra industria.


Lea también: Selección de tornillos y barriles de plastificación


Una herramienta IoT para usar la información

Alemania ha sido tradicionalmente líder en soluciones 4.0. Uno de los proveedores principales de este país en película soplada, W&H, ha lanzado el sistema Ruby, una plataforma que permite conectar todos los productos en una única interfaz central. El sistema Ruby es una herramienta de IoT (“Internet of Things”), que recolecta todos los datos disponibles en el panel de operación. La plataforma conecta todos los productos de la empresa en una única interfaz central: extrusión, impresión y conversión.


“Ruby permite encontrar un tesoro en la producción de embalajes. La información está ahí tangible y no la estamos usando completamente”.

Diego Amaya, W&H


“Recolectamos información de la producción, del proceso, de los materiales, de las tintas, resinas, e información de la producción de los clientes, secuencias, pedidos, turnos, desperdicios, peso por hora de productos, temperaturas en diferentes zonas, velocidades, variaciones de espesor”, explica Diego Amaya, gerente regional de Ventas de W&H para la zona Norte de Latinoamérica. Con ello “Podemos ofrecer una solución para toda la cadena de valor usando los datos de manera simple, intuitiva y amigable, para optimizar los procesos y los productos”.

Hay un hecho interesante: los datos ya están siendo capturados. Lo que hace esta plataforma IoT es usarlos. “No se trata solamente de obtener la información de las máquinas sino también de entender dónde podemos mejorar la producción. Cómo puedo obtener estadísticas que pueda usar, o aún más allá, cómo puede nuestro sistema hacer las estadísticas y darle al cliente la solución”, declara Frederik Rickel, director de ventas y servicio de W&H para el Oriente y Sur de Europa.

Entre los muchos beneficios que trae el monitoreo de la producción en tiempo real, es posible procesar datos de tendencias en un periodo de tiempo y verificar el histórico de alarmas que hay en las máquinas. Rickel añade que la información ya existía en las plantas, pero no estaba siendo usada. “Si solamente la recolectas y la almacenas no hay valor”. La idea de Ruby es no solamente generar datos sino también analizarlos y optimizar la producción.

Y Amaya va más allá, y asocia el nombre de Ruby con “encontrar un tesoro en la producción de embalajes. La información está ahí tangible y no la estamos usando completamente”.


Palabras relacionadas:
Ruby, interfaz central única, película soplada, calidad de la producción, producción de empaques, Sistema Ruby, Diego Amaya, ahorro, incremento en el OEE, datos, Sistema de IoT, producción, Grupo Plastilene, W&H, información en línea, módulo de control de energía, Protocolos de comunicación OPC-UA, módulo de control de defectos, gestión de producción automatizada.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Extrusión

Documentos relacionados