Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2018 Página 2 de 2

El dilema de México: ¿reciclar o no reciclar?

México es uno de los países que exporta entre 450,000 y 500,000 toneladas anuales de desechos, 47% de las cuales van a China.

“El usuario de materiales reciclados o el procesador que reciclaba los desperdicios para peletizarlos y poderlos vender, tendrá más disponibilidad de materiales, entonces es una buena oportunidad para la industria de la transformación del plástico en México y también se abre el área de oportunidad para que se genere más procesamiento o más reciclaje de esos desperdicios”, comenta.

El tipo de plásticos que más exportaba México hacia China es la película strech, que tiene una gran demanda en ese país, también el PET y otros commodities, además, plásticos de ingeniería provenientes de piezas automotrices y electrónicos, ya que en territorio mexicano no se cuenta con capacidad técnica para procesarlos.

Y es que la realidad es que no existe un censo de capacidad instalada de empresas dedicadas al reciclaje en el país, como reconoce Eduardo Martínez. Se habla de 150 empresas formales y otro número igual que trabajan en la informalidad o que comienzan a operar y en poco tiempo desaparecen porque no cuentan con la capacidad para el manejo de residuos.

“Hay capacidad ociosa. ¿Cuánta? Es difícil saberlo, pero sólo entre empresas que conozco hay cuatro que tiene capacidad instalada que no la están usando porque tal vez no han sabido cómo procesar plásticos, les llegan materiales contaminados, mezclados, y no los saben identificar. Creyeron que era un muy buen negocio, y no fue tan bueno como pensaron o no lo saben hacer bien, realmente no sé cuánta capacidad ociosa instalada hay como para poder procesar”, afirma Martínez.

En su opinión, con las restricciones chinas hay una oportunidad de negocio para México, sobre todo en el manejo de residuos de plásticos commodities, ya que para el caso de plásticos de ingeniería (ABS, Nylon, Policarbonato, PBT, etcétera) sería mucho más complejo.

El directivo de los recicladores asegura que hay interés de empresas mexicanas por invertir en el negocio del reciclaje de plásticos, pero no hay mucho conocimiento técnico, de modo que los que inician en este sector se enfocan en el reciclaje de polietileno, polipropileno o PET, que son más fáciles de procesar.

Pero tanto para el procesamiento de commodities como de plásticos de ingeniería se requiere conocimiento sobre materiales y manejo adecuado para evitar su contaminación, densidades, procesamiento, clasificación, por mencionar algunos aspectos.

“Meterse a la resinas de ingeniería para la mayor parte de los recicladores hoy en México no es factible, es muy complejo, y es muy costoso (…) pero seguramente va a ser algo que este año va a empezar a generar más proyectos, porque hay tres alternativas con lo de China: o se buscan otro mercado para exportarlo; o dejan de comprarlo; o empiezan a ver cómo hacer para procesarlo aquí”, advierte Eduardo Martínez.

Este rubro representa para México un mercado nada despreciable de 50,000 toneladas anuales, cuyo valor en producto terminado llegaría a los 1,000 millones de pesos, sólo para plásticos de ingeniería preparados para ser utilizados nuevamente.

La inversión para una planta de reciclaje de resinas de ingeniería en el país oscila entre los USD 500,000 y USD 1 millón, dependiendo el nivel de tecnología, la capacidad productiva, la eficiencia de los equipos, etcétera.

Al final existe un área de negocio para explorar, así que la Anipac recomienda a los interesados que se capaciten en los temas de plástico, para poder prever situaciones de riesgo y evitar inversiones que van a significar pérdidas para una empresa o su cierre definitivo por falta de conocimiento y tecnología adecuada.

En cuanto a las autoridades, hace falta que trabajen en incentivos para desarrollar una industria del reciclaje fuerte, que den incentivos fiscales porque esto ayudaría mucho a impulsar nuevas inversiones en este sector.

Por lo pronto, una de las acciones que está emprendiendo la Anipac es agremiar a más recicladores, además se ha enfocado en formar a los empresarios, por eso se realizará el Foro de Recicladores el 15 de mayo próximo con el fin de capacitar a las empresas en temas relevantes para su operación.

“El mensaje para los recicladores es que se capaciten, es realmente muy triste ver cómo surgen nuevas empresas y desaparecen rápido. Gente que cree que nada más comprando máquina hará todo solita, pero no saben de materiales y empiezan las pérdidas en la industria por comprar materiales sin conocer, entonces es la invitación a la industria para que se capaciten y que se unan a Anipac para aprovechar las oportunidades de negocio en el reciclaje”, añade Eduardo Martínez.
Fin.

Palabras relacionadas:
Reciclaje en México, restricciones para reciclar en México, a dónde van los residuos de México, cómo reciclar en México, reciclaje de plástico, reciclaje en China, formas de reciclar plástico, métodos para reciclar en países orientales, restricciones en China para llevar residuos desde México, cómo se recicla en México, reciclaje de plástico en México, a dónde va la basura de México.
x
Marta
10 de diciembre de 2020 a las 02:08

Al reciclar y reutilizar el plástico PET tantas veces como sea posible se reduce la necesidad de producir más material plástico. Por lo tanto, somos capaces de reducir el consumo de la energía utilizada en la producción de nuevo plástico. Además, también reducimos la cantidad de residuos sólidos que van al vertedero, a la vez que se reduce el consumo de combustibles fósiles y las emisiones de CO2. https://hlpklearfold.es/rpet-packaging-a-medida/


Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad

Documentos relacionados