Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2002 Página 1 de 5

El marcado con láser: futuro brillante en los plásticos

Lilli Manolis Sherman

Por su rapidez, facilidad de programar y ser ambientalmente limpio, el marcado con láser se posicionó en el nicho del marcado básico de fechas y códigos.

La decoración de productos termoplásticos con rayos láser ha tomado más tiempo en ganar adeptos de lo que se esperaba una década atrás. Sin embargo, la tecnología láser ha venido ganando convertidores y desplazando otras tecnologías de marcación con tintas, tales como la impresión con mantilla y el chorro de tinta, en ciertos mercados. Las llamadas "aplicaciones no estéticas", se estima que contabilizan cerca del 90% de la marcación con rayos láser. Tales marcaciones, típicamente hechas con láser de dióxido de carbono gaseoso, incluyen la numeración de las partes, fecha de manufactura y de vencimiento. Frecuentemente las marcaciones se hacen con letras y números oscuros sobre fondos transparentes o de color claro o de marcaciones blancas sobre fondos oscuros. Hoy en día, el marcado con rayos láser sobre pigmentos y sistemas de aditivos pueden proporcionar colores de contraste y grados de sombreado.

El láser estético corresponde al 10% del mercado y tienen mucho potencial de crecimiento, especialmente para reemplazar las tecnologías de con base en tintas. Estas marcaciones son en general blancas sobre resinas de ingeniería oscuras. El láser aplicado es generado por sistemas de estado sólido tipo Nd:YAG, que son fáciles de programar y permiten hacer marcaciones nítidas con figuras de formas ilimitadas.

Entre los ejemplos de aplicaciones comerciales exitosas están los teclados de las máquinas electrónicas de oficinas fabricadas con ABS; contenedores y tapas rígidas de HDPE, PP, PET y PVC; conectores eléctricos para diversas industrias, hechos con nylon o con PBT; y componentes automotrices que van junto al motor como son las cajas de fusibles y las tapas del tanque de la gasolina. Otras aplicaciones son etiquetas de TPE para ganados porcinos y vacunos, partes para electrodomésticos como los obturadores de prender y apagar en HDPE, como ocurre en lavadoras y secadoras, y en uniones y codos para tuberías y cañerías en PVC.

Las nuevas aplicaciones incluyen las cubiertas para los obturadores de luz, empaques para cosméticos, juguetería, y botones en el tablero de instrumentos y manijas de puertas en los interiores de automotores. Este último es un mercado importante que ha tenido un crecimiento significativo en los dos últimos años.

Los avances técnicos en los equipos programados por computadores para generar rayos láser, de los últimos diez años, han sido seguidos por el desarrollo de grados de resinas más aptas para el marcado con los rayos. También se han desarrollado colorantes y paquetes de aditivos para ser usados en una variedad de plásticos, como las poliolefinas y ABS hasta el PVC, poliésteres, PC, nylon, acetales y TPE.

Los plásticos aptos para ser marcados por rayos láser ofrecen hoy en día un contraste alto, y en muchos casos permiten el uso de colores especiales variados y no solamente negro y blanco. Tonalidades parejas de sombreados ya se pueden lograr en el momento. Estos con colores más variados constituyen una de las tendencias del presente y que atraen la atención para realizar decoraciones con láser sobre plásticos, como lo explica el director de mercadeo Patrick Schlather de Rofin-Baasel, Inc., un líder entre los proveedores de equipos para la marcación láser de productos plásticos.

Una de las razones para impulsar la tecnología ha sido la necesidad de contar con medios para hacer seguimiento a los productos, anota Rick Stevenson, director de ventas de Control Microsystems, otro proveedor de equipos láser. La información sobre la identificación de productos y las instrucciones de operación se mantengan a través de la vida útil del producto, y que frecuentemente se requiere en más de un idioma, son otros requerimientos normales en el presente. La información de la historia de producción y las especificaciones son particularmente cruciales para los productos que tienen pólizas de garantía, tales como los cuerpos de los obturadores eléctricos y electrónicos.

La marcación con láser también satisface la creciente necesidad de imprimir mayores cantidades de información sobre piezas plásticas que cada vez son más pequeñas. Por ejemplo, los códigos de barras bidimensionales han sido desarrollados para contener 10 veces la densidad de información que cabe en los códigos de barras actuales. La impresión de los códigos en dos dimensiones requiere una mayor exactitud y una resolución más alta que aquella que es adecuada para los códigos de barras convencionales. De acuerdo con Schlather, la marcación láser puede especificarse para imprimir códigos de tamaños precisos y colocados siempre en el mismo sitio, con tolerancias del orden de 0,001 pulgadas. Este desempeño se logra con dificultad si se emplean impresoras de mantilla o de chorro de tinta.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Equipo auxiliar

Documentos relacionados