Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2022 Página 1 de 2

El reto del reemplazo de empaques multicapa

Jose F. Pulido-Jiménez

La ecuación a resolver es si la mejora al utilizar alternativas monomaterial es suficiente para superar el hecho de que, a pesar de su eficiencia, un empaque multicapa tiene una alta probabilidad de no ser recuperado por las cadenas de reciclaje actuales.

En su -relativamente- corta historia, los empaques multimaterial en configuración multicapa se han adueñado de una porción importante del mercado de empaques flexibles, gracias a la posibilidad que ofrecen de fusionar múltiples ventajas ofrecidas por distintos sustratos en una misma aplicación.

Sin embargo, desde el punto de vista de circularidad, la incompatibilidad entre resinas distintas entre sí, e incluso entre resinas y metales, hace inviable en muchos casos la posibilidad de recuperar estos materiales para su reutilización en aplicaciones de valor similar o mayor (upcycling).

Además del tema de compatibilidad de materiales, el mercado pone de manifiesto otro punto respecto de los empaques flexibles: la empinada ruta global hacia su integración en cadenas existentes de reciclaje. Al respecto, Plastic Recyclers Europe reseñaba en 2020 algunas cifras respecto de la capacidad del continente europeo para su reciclaje. Basados en un estudio de Eunomia, se encontró que cerca de 15 millones de toneladas de empaques flexibles habían sido puestas en ese mercado, de las cuales 9 millones correspondían a polietileno (PE).

Con una tasa de reciclaje reportada en el estudio como cercana al 23% para películas de PE, el porcentaje que hace falta aprovechar es aún considerablemente alto, pensando incluso en otras resinas con tasas de aprovechamiento menores y teniendo en cuenta el enorme avance con el que cuenta el continente europeo en acopio y reciclaje de resinas.

En zonas como Latinoamérica, la dinámica del reciclaje de este tipo de empaques no ha podido ser apropiada por las cadenas de manejo de residuos locales o lo ha hecho de una manera muy incipiente. Por su parte, en Estados Unidos se encuentran iniciativas como el programa How2Recycle, el cual es el más importante de ese país y logra reciclar cerca de 130 mil toneladas anuales de empaques flexibles de PE mediante su homologación con sellos de reciclaje y el acopio posterior.

Es así como, a pesar de las diferencias en cifras disponibles y tasas de aprovechamiento, se observa que la visión de quienes están liderando las iniciativas de aprovechamiento de empaques flexibles están decididas en cuanto a su preferencia por el uso de poliolefinas, principalmente PE, aprovechando la infraestructura y cadenas de manejo de residuos ya establecidas para estos sustratos.

Como soporte de este punto es importante no olvidar que el empaque y sus materiales constituyentes son sólo un eslabón de la cadena de circularidad. Un ejercicio de desarrollo de empaques sostenibles que se realice solo considerando el material, sin tener en cuenta el resto de los eslabones en la cadena de valor, será uno difícil de evaluar e implementar al largo plazo.

Así, es válido afirmar que la perspectiva de trabajo en sostenibilidad ha de estar prevista no solamente desde el punto de vista de materiales, sino también desde la consolidación de cadenas de reciclaje únicas o mixtas. Cabe anotar aquí que, teniendo en cuenta que más del 60% de los materiales que se acopian en centros de reciclaje son PE y PP y que otras resinas (PET, PA) tienen una porción de mercado comparativamente baja, la creación de cadenas de reciclaje únicas para estos materiales alternativos no es una opción económicamente viable de acuerdo con múltiples referencias estudiadas. 


TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: LLEGAN NUEVOS MATERIALES COMPOSTABLES PARA EMPAQUES SOSTENIBLES A LATINOAMÉRICA


De multimaterial a monomaterial, ¿la solución?

El paso de la utilización de empaques basados en múltiples materiales a monomaterial supone numerosos retos, ya que en muchos casos la mejora en reciclabilidad supone una reducción de la eficiencia de empaque. Bauer y sus coautores [3] comentan que “las soluciones actuales han sido optimizadas en las últimas décadas para usar los recursos y proteger los productos empacados de forma eficiente. Reducir la complejidad de estos films puede llevar a requerir capas de mayor espesor y, por consiguiente, empaques con mayor uso de material”. Desde el punto de vista de un análisis de ciclo de vida (LCA, por sus siglas en inglés), la ecuación a resolver es si la mejora al utilizar alternativas monomaterial es suficiente para superar el hecho de que, a pesar de su eficiencia, un empaque multicapa tiene una alta probabilidad de no ser recuperado por las cadenas de reciclaje actuales.


Palabras relacionadas:
: empaque multimaterial, empaque multicapa, reciclaje, monomaterial, alternativas monomaterial, PP, empaques flexibles, compatibilidad de materiales, sostenibilidad, PE, ecodiseño, reciclabilidad,
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Extrusión