Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2021

¿Es usted un consumidor responsable con el medio ambiente?

Con estas 5 recomendaciones tendrá un consumo más responsable, y de paso ayudará a mejorar el entorno en el que vivimos.

En el mundo entero se viven situaciones que comprometen a nuestro hábitat, por ello, la concientización y la realización de acciones en favor del medio ambiente se vuelven más importantes. En este sentido, cada vez hay más conciencia sobre cómo el consumo de productos y servicios se debe hacer de manera responsable.   

De acuerdo con la firma especializada en shopper marketing “in-Store Media México”, para el 62% de los consumidores mexicanos, el cuidado del medio ambiente es un factor determinante al momento de realizar sus compras. Esto es un indicador clave del poder que los clientes tienen para encaminar a que cada vez más empresas sean socialmente responsables con acciones concretas, pero al mismo tiempo, implica que, como consumidores, contribuyamos con nuestro granito de arena. 

Le puede interesar: Innovadora solución para el reciclaje de PVDC 

Ante ello, Vida Circular, iniciativa conformada por un grupo multidisciplinario de personas ocupadas por avanzar de manera constructiva en soluciones que favorezcan a nuestro ambiente, brinda 5 recomendaciones para tener un consumo más sustentable.

  1. Conocer y entender conceptos como economía circular, un modelo económico restaurativo y regenerativo que desde el diseño de los productos conserva el valor de los recursos y materiales el mayor tiempo posible. Con ello, los residuos no se consideran “basura”, sino material valioso que pueden ser utilizados nuevamente en procesos productivos.
  2. Informarnos sobre los productos y empresas que generan un mayor o menor impacto ambiental. Ante ello, cada día es más común escuchar que empresas de distintos sectores están realizando acciones en beneficio del planeta como menores emisiones de carbono, ahorro de energía, uso de materiales reciclados, entre otros. Incentivemos a que sean cada vez más empresas las que actúen en favor del medio ambiente.
  3. Pensar en el ciclo de vida de los productos al momento de comprar: desde su origen, el uso que le damos a los productos, hasta la manera en la que se convertirá, o no, en un residuo fácil de reincorporar a su ciclo de vida.
  4. Consumir de manera responsable y siendo conscientes de los materiales que estamos adquiriendo. Las materias primas que tienen menor impacto ambiental en México y los cuales se pueden reintegrar a un proceso de reciclaje son: plásticos como el PET y HDPE, acero, aluminio, cartón y papel.

Lo invitamos a leer: Composites reciclables para el sector del transporte 

En casos como el plástico, su impacto ambiental disminuye gracias a que, en su producción, se consume una menor cantidad de agua y se emite una menor huella de carbono. Una excelente manera de consumir responsablemente es comprar productos que vienen de fuentes recicladas.

  1. Utilizar el poder de las 4R´s: reducir el uso o compra de productos no necesarios para crear menos residuos de los que generamos; reutilizar aquellos productos que ya no sirven para lo que originalmente se utilizó; recuperar materiales o elementos que sirvan como materia prima para otros productos; y reciclar los residuos que salgan de casa u oficinas.

Como sociedad, debemos sumarnos a esfuerzos que beneficien al cuidado del medio ambiente, para que en conjunto con el sector público y privado brindemos soluciones que mejoren el entorno en el que vivimos.


Palabras relacionadas:
Consumo responsable, vida circular, economía circular, impacto ambiental, ciclo de vida de los productos, consciencia ambiental, reducir, reutilizar, recuperar, reciclar.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad

Documentos relacionados