Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2013 Página 1 de 2

Estado actual y retos de la industria latinoamericana de autopartes

Equipo editorial de Tecnología del Plástico

Los tratados de libre comercio y la recuperación industrial han traído oportunidades de crecimiento al sector de autopartes en América Latina.

Para conocer cuáles son los retos de la industria autopartista, su aporte al desarrollo económico nacional y la perspectiva frente a lo corrido de 2013, Tecnología del Plástico habló con representantes gremiales de México, Argentina y Colombia, tres naciones clave del mercado de las autopartes en la región, para conocer sus opiniones y visiones.

El gigante latinoamericano
México es el líder de la industria latinoamericana, y también mundial, de las autopartes. En ese país, el sector representa cerca de 20 por ciento del Producto Interno Bruto de la producción manufacturera nacional, gracias a la instalación de importantes firmas armadoras, a una posición geográfica estratégica que le otorga una ventaja competitiva única y a su capital humano.

Según el ingeniero Óscar Albín, presidente de la INA (Industria Nacional de Autopartes), una de las mayores ventajas de México es su alta especialización en manufactura, que ha venido mejorando considerablemente y se ha tecnificado en los últimos 50 años, al punto que allí hay sucursales mucho más avanzadas que su misma casa matriz. A esto hay que sumarle la alta especialización de la mano de obra mexicana y su punto estratégico, en el medio del continente y con puertos que se comunican con Europa y Asia.

“Nuestros tratados de libre comercio nos fortalecen, y por eso somos más exportadores que importadores. Exportamos 45 mil millones de dólares, e importamos 30 mil millones. Generamos un amplio mercado fuera de nuestras fronteras”, afirmó el directivo.

Este panorama positivo le permite al sector de automóviles de México lograr un valor por 75 mil millones de dólares (según cifras de 2012), y aunque la industria del plástico representa apenas 10 por ciento de esa cifra, aproximadamente, abarca grandes líneas de producción por inyección de plástico, en especial de piezas especiales, como luces traseras (calaveras) y faros, fascias, tableros, consolas, asientos y componentes de interiores.

“Hay una gran expectativa con los fabricantes japoneses, como Mazda, Honda y la ampliación de Nissan, que llegarán a México con dos grandes retos: Poner en funcionamiento una fábrica y línea de ensamble, y crear un nuevo automóvil”, agregó el directivo.

De la mano de la demanda de piezas inyectadas para la fabricación de componentes plásticos, se ha desarrollado también el sector de moldes, con cada vez más demanda y líneas de producción, asegura Albín.

Según el ingeniero Albín, el principal reto del sector es cumplir con la demanda de Estados Unidos y otros países, que ha crecido considerablemente en los últimos años, a pesar de la desaceleración económica mundial. Esto les ha representado a los fabricantes una disyuntiva, entre invertir en nuevas líneas de producción, de cara a un futuro en apariencia promisorio, o mantener las líneas existentes trabajando a su máxima capacidad para cumplir con los demandantes pedidos internacionales.

Si bien ese dilema es propio de una situación altamente positiva, un reto en especial sí preocupa al sector de autopartes en México, y es la formación profesional de técnicos e ingenieros.

“Están llegando tantas empresas que la demanda de ingenieros calificados está siendo cada vez mayor. Debemos cerrar la brecha entre lo que requieren las fábricas y lo que las universidades otorgan. Es algo que hemos venido haciendo en diferentes asociaciones con el gobierno federal, pero no es algo que se cumpla en el corto plazo, sino en el mediano”, explicó Albín.

Este panorama le representa a México un reto fundamental, ya que las principales fábricas (Nissan, General Motors y Volkswagen, seguidas por Ford y Chrysler) tienen un importante movimiento nacional e internacional desde sus sucursales en ese país. Incluso algunas ensambladoras, sin planta principal en Latinoamérica, exportan piezas fabricadas desde varias localidades mexicanas a sus plantas en sus países de origen.

Este panorama hará que el mercado de autopartes en México, que hoy registra un 5 por ciento de incremento anual, crezca aún más, gracias a la llegada de las nuevas ensambladoras. De acuerdo con el presidente de la INA, la cifra de crecimiento podría llegar incluso al 10 por ciento anual.

“Somos el octavo fabricante de automóviles del mundo, y el quinto de autopartes, por encima de Corea del Sur y Brasil, pero necesitamos más conocimiento y experiencia, porque nuestra vocación está más en la manufactura que en el diseño y la innovación”, concluyó el ejecutivo.

Los componentes plásticos crecen en Argentina
Después de México y Brasil, la industria automotriz argentina es la más destacada de América Latina, con un sólido 8,4 por ciento del PIB industrial nacional y un 1,4 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mercados: Industria automotriz

Documentos relacionados