Promocione sus productos o servicios con nosotros
Ciudad de México - Junio de 2022 Página 2 de 2

Innovación en materiales para empaque sustentable

Verónica Alcántara

El cierre de ciclo pasa por el desarrollo de soluciones de nuevos materiales sustentables, que respondan a las legislaciones locales y las necesidades de mercado. Parte de estas innovaciones está gestándose en América Latina.

En ello coincide Saúl Sánchez, investigador del Departamento de Procesos de Transformación de Plásticos del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA). El experto asegura que en México se están haciendo desarrollos similares a los que se hacen, por ejemplo, en Canadá en materia de empaques, aunque no con los mismos incentivos y apoyos.

Menciona que además del CIQA, donde hay una línea de investigación dedicada exclusivamente a los materiales para empaque de alimentos, otras instituciones en el país también están trabajando en esto.

Algunas son el Centro de Investigación en MaterialesvAvanzados (Cimav) en Chihuahua; el Centrovde Investigación Científica de Yucatán (CICY); y el Instituto Tecnológico de Ciudad Madero en Tampico, Tamaulipas, entre otras.

También ha trabajado en empaque bioactivos, que además de ser antimicrobiano y barrera, tienen un efecto de liberación. Dentro de los huecos de las arcillas se introducen nanopartículas antioxidantes que se van liberando poco a poco para impedir que el alimento se oxide.

Entre sus investigaciones se incluye el uso de materiales de origen biológico como el hueso de aguacate, fibra de henequen, fibra de agave, caña de azúcar, almidón de maíz y papa, entre otros.

Todos estos son desarrollos que están disponibles para las empresas que los requieran. Si bien hasta ahora ha habido menos interés de lo esperado en estas soluciones, el Saúl Sánchez considera que no falta mucho para que estas innovaciones finalmente lleguen a las empresas y al mercado.

“El plástico no va a desaparecer de los empaques, veo que la tendencia va más a ser un compuesto o adicionarle un aditivo para hacerlo más amigable, y esto es una ventaja porque se está utilizando materia como el hueso de aguacate, que de otra manera sería un desecho”, explica el investigador.

Innovación en México

Esteban Guzmán, quien también es director Comercial de ISOI, representante para América

Latina de Cardia Bioplastics, reitera que México tiene todo para tener un rol sobresaliente en la industria de bioplásticos y en innovación en empaques.

Aunque impedido para dar detalles, comenta que en el país se están haciendo innovaciones en empaque sostenible al nivel de las que ganaron los Flexible Packaging Achievement Awards este año y que pronto saldrán al mercado.

Uno de los casos que ya es público es el de la empresa Populsa, fabricante de empaques flexibles ubicada en Yucatán, obtuvo el primer certificado de compostable en México bajo la norma NMXE- 273-NYCE-2019 para plásticos compostables. La compañía está innovando con bioplásticos de la mano de Cardia Bioplastics.

Pero hay otros casos, sobre todo de startups mexicanas o mexicanos innovando en materiales de empaque. Biofase es quizá una de las pioneras en este tema. Tiene más de ocho años produciendo bioplásticos a partir del hueso del aguacate, cuyas principales aplicaciones son en empaques y plásticos de un solo uso.

La empresa BioSolutions también desarrolló un bioplástico a base de fibra de agave que obtiene del desecho de la industria tequilera. Es un polietileno de baja densidad con 50% de plástico y 50% de fibra de agave, que se utiliza para bolsas y películas plásticas. Otro de sus bioresinas es de polietileno de alta densidad que sirve para hacer botellas sopladas.

La compañía cuenta con otros bioplásticos para aplicaciones de rotomoldeo e inyección.

Entelequia es otra startup mexicana que a partir de desechos de trigo y cebada utilizados en la elaboración de cerveza, creó un biopolímero para la producción de los arillos que se utilizan en los six-packs de cerveza. La compañía también comercializa utensilios desechables para cafeterías y restaurantes, los cuales son 100% biodegradables.

Roberto Guzmán es un mexicano que en sociedad con una holandesa, fundó la empresa Wave

Ecosolutions que fabrica y comercializa un biopolímero a base de yuca para fabricar bolsas de supermercado 100% biodegradables, no contienen plástico. La biodegradación se consigue sin la necesidad de un proceso industrial, sino en condiciones naturales.

“La demanda es creciente para los bioplásticos en general. En México tenemos muchas materias

primas, desde fibras, celulosa, almidones, lo que imaginemos como fuente de biomasa sustentable, lo importante es que empiecen a existir esos proyectos de desarrollo”, asegura Esteban Guzmán.

Fin.

Palabras relacionadas:
aguacate, México, material sostenible, sustentabilidad, envases reutilizables, envases compostables, envases reciclables, bioplásticos, innovación,
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales