Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2003 Página 4 de 5

Las resinas de ingeniería viven una ola de novedades

Equipo editorial de Tecnología del Plástico

Especialidades para la industria automotriz
Varios tipos de nylon están ocupando un lugar en los nuevos vehículos, tanto en Europa como en Estados Unidos, reemplazando piezas de metal y en algunos casos, resinas termofijas. Esta tendencia se explica por las ventajas que brinda el menor peso de esta resina, su bajo costo de procesamiento en comparación con los materiales que está sustituyendo y la posibilidad que brinda de consolidar partes. El nylon ofrece otras ventajas: resiste el calor, es tenaz, tiene resistencia a los químicos, no se deforma con facilidad y ofrece buenos acabados estéticos. Esta resina generalmente se refuerza con fibra de vidrio o rellenos minerales en las aplicaciones automotrices. Entre las aplicaciones principales se tienen los paneles planos del área del motor (estas son partes grandes de 24 x 10 pulgadas, deben resistir altas temperaturas para mantener la estabilidad dimensional y prevenir fugas), cubiertas de motores, carcasas y ensambles multifuncionales para manejar fluidos. Entre los nylon más usados en estas aplicaciones se encuentran las resinas 6 y 66 modificadas para resistir altas temperaturas y ofrecer una tenacidad elevada y alta resistencia química. Los paneles planos aún se fabrican en aluminio, el cual abarca dos tercios del mercado y el resto está cubierto por las resinas termofijas de vinil éster y poliéster. La experiencia comercial con el empleo de los termofijos ha tenido un desempeño exitoso, sin fallas, afirman representantes de empresas como BMC Inc., y Dana Corporation, que han venido suministrando este tipo de productos. Su resistencia y durabilidad en el tiempo han sido un factor importante para mantenerse en el mercado. Sin embargo, las propiedades ya anotadas de los nylon los hacen atractivos para ser empleados en futuros diseños.

El nylon 6 se modifica con refuerzos de fibra de vidrio en porcentajes que varían entre el 30% y el 50%. La apariencia es mejorada con pigmentaciones de color negro, los cuales pueden esconder algunos defectos superficiales de moldeo. Proveedores de este tipo de resinas son DSM, Rhodia, DuPont, Bayer y BASF. 

La referencia Akulon Ultraflow de DSM, es un nylon 6 de flujo alto aún cuando tiene una carga del 30% de fibra de vidrio. Esto puede representar una disminución del tiempo del ciclo de un 25%, empleando una temperatura más baja y empleando prensas de inyección de menor tonelaje de fuerza. Otra consecuencia del flujo mejorado de esta resina son los mejores acabados superficiales, ya que se pueden eliminar las líneas de unión y de flujo, así como obtener una textura superior en la superficie de los productos moldeados. Uno de los principales usos de la resina son las cubiertas de motores, parrillas para carrocerías de automotores, partes de equipos motorizados para cortar prados, herramientas y muebles. DSM ha pensado promocionar su resina Stanyl nylon 46, mencionada arriba, en el mercado de los paneles de protección en el área del motor. 

Rhodia ofrece la referencia Technyl Star, un nylon 6 que, según su proveedor, tiene una estructura molecular única que resulta en propiedades de flujo mejoradas, superiores a las de la resina original por lo que la presión requerida en inyección es un 30% menor, los tiempos de los ciclos son un 10% más cortos y la temperatura de procesamiento 70°F más baja. La resina tiene una resistencia mecánica igual a la ofrecida por el nylon 66. Con esta resina se pueden fabricar cubiertas para motores, placas de protección, manijas de puertas y módulos de la parte frontal de los automotores. Debido a la facilidad de procesamiento de esta resina, es posible pensar en realizar diseños más complejos, como aspas de ventiladores y sopladores. En Alemania, algunos fabricantes de automotores ya están utilizando paneles fabricados con nylon 66 de Rhodia, relleno con 25% de fibra de vidrio y 15% de talco. Estos paneles pueden ser soldados por ultrasonido a los separadores de aceite. Rhodia considera que se debe ser cauteloso al emplear las resinas de nylon para la fabricación de las placas de protección alrededor del motor por cuanto en Estados Unidos los compartimentos de motores son más grandes que en Europa y las aplicaciones no se pueden extrapolar tan directamente de una situación a la otra. Por lo pronto, es posible que los termofijos todavía resulten ser una solución que es efectiva desde el punto de vista económico para esta aplicación. 

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales

Documentos relacionados