Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2020

Los empaques flexibles monomaterial marcan la pauta en sostenibilidad

Artículo suministrado por Dow

En la Unión Europea, a 2030 todos los empaques de plástico deben ser reciclables o reutilizables. Y los monomateriales flexibles son la solución más eficiente para lograr este objetivo.

Repensar el diseño del producto basado en la lógica de la economía circular es hoy una prioridad para toda la cadena de plástico, especialmente para la industria del empaque. Un paso esencial en el proceso de desarrollo de envases basado en la circularidad, el llamado design for recyclability (diseño para reciclabilidad), trae una nueva forma de producción eficiente sin afectar el medio ambiente, además de satisfacer las demandas del consumidor, que ya ha demostrado en diferentes investigaciones que se inclinará por elegir un producto sostenible, dadas dos opciones similares.

Cuando un empaque está diseñado para facilitar el reciclaje, este no solo reduce su impacto ambiental, sino que también promueve el desarrollo socioeconómico. Según el estudio Perfil 2017 de Abiplast, la Asociación Brasilera de la Industria Plástica, cada tonelada de material reciclado producido genera más de tres puestos de trabajo para recicladores que recolectan este volumen en el mes. Y, según una encuesta realizada por la Unión Nacional de Empresas de Limpieza Urbana (Selurb), Brasil produce alrededor de 10.5 millones de toneladas de residuos plásticos por año. Si todo este material fuera reciclado, devolvería alrededor de mil millones de dólares a la economía.

El empaque flexible monomaterial facilita el reciclaje

Con una alta tasa de reciclabilidad, el empaque flexible monomaterial es ideal para el proceso de reciclaje mecánico. Este proceso, que comienza con la recolección selectiva, da como resultado una resina reciclada que puede usarse en la fabricación de nuevos envases, por ejemplo, para productos de limpieza. Según el informe The Future of Recycled Packaging Markets to 2023, de Smithers Pira, el uso de material reciclado utiliza un 80% menos de energía, en comparación con el requerimiento de energía para la producción de resina virgen.

Recientemente los empaques flexibles fabricados con un solo tipo de polímero eran explorados por la industria, ya que no cumplía con los requisitos de eficiencia. Pero con el desarrollo de nuevas soluciones, la opción por el monomaterial ha aumentado a un ritmo acelerado, lo que facilita la creación de una cadena circular. Esto hace posible que los paquetes producidos no terminen en vertederos o, lo que es peor, en los océanos.

Al interior de la Unión Europea, el uso de monomaterial es parte del proceso de modernización del segmento de empaques. Esto se debe a que el objetivo establecido para los países del bloque es llegar a 2030 con todos los empaques de plástico siendo reciclables o reutilizables. Y los monomateriales flexibles son la solución más eficiente para lograr este objetivo.

En la Unión Europea, a 2030 todos los empaques de plástico deben ser reciclables o reutilizables. Y

Avances tecnológicos

A nivel mundial, el polietileno es el material más utilizado en envases flexibles, representando el 40% de los polímeros utilizados por la industria. Y, según los datos recopilados por Smithers Pira, en el segmento de envases flexibles, se espera que el consumo de PE crezca un 4.5% en todo el mundo, de 2017 a 2022.

Las estructuras monomaterial han experimentado avances significativos, especialmente las confeccionadas solo con polietileno. Actualmente, las formulaciones de PE proporcionan características similares a las que eran exclusivas de otros materiales, como el PET. Estas formulaciones tienen altos niveles de rigidez y altas propiedades ópticas. Además de su característica principal que es el alto sellado. Todo esto con la ventaja de que el PE ya tiene una cadena de reciclaje en varios países del mundo. Para dar una idea, en el mercado norteamericano, el empaque de PE flexible es el más reciclado, representando el 61% del total.

Comprometido a colaborar con la cadena en el desarrollo de artículos que cumplan eficientemente su propósito, haciendo la transición a una economía circular, Dow ha estado constantemente invirtiendo en innovaciones colaborativas con la cadena. La resina Innate TF es una de ellas: permite la producción de películas de polietileno biorientadas (BOPE) que satisfacen las necesidades de los productores habituales de BOPP que buscan innovación de la cartera y el suministro de sustratos que faciliten la fabricación de envases reciclables para diferentes aplicaciones (alimentos para mascotas, alimentos procesados, artículos de higiene personal y productos de limpieza). Elite AT, por otro lado, permite a los fabricantes crear envases de polietileno reciclable con una barrera contra la humedad y la grasa, reemplazando así el uso de la metalización.


Palabras relacionadas:
película monomaterial, envases monomaterial, envases plásticos reciclables, Mondi, empaques para alimentos, empaques para productos cárnicos, película monomaterial reciclable, empaques sostenibles, empaques sustentables, producción sostenible de alimentos, empaques de productos cárnicos, EcoSolutions
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad

Documentos relacionados