Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2003

Miraplástek: modelo de liderazgo en fabricación de contenedores en México

Laura Flórez

La empresa transformadora por rotomoldeo, creada en 1981, lidera la producción de contenedores. Concepción Miranda, gerente, explica por qué y qué hay a futuro.

Durante 10 años Miraplástek S.A. de C.V. operó en sociedad con Plastech International, Inc., empresa rotomoldeadora estadounidense. Actualmente es una empresa 100% mexicana, líder en la fabricación de contenedores de plástico para manejo y almacenaje de materiales para las industrias farmacéutica y alimenticia. Tecnología del Plástico entrevistó a Concepción Miranda, gerente general de la compañía, con el fin de conocer cuáles han sido las claves para que se haya posicionado como empresa líder en México, y qué perspectivas tiene en desarrollo hacia el futuro:

¿Cuáles son las principales fortalezas de Miraplástek como empresa líder rotomoldeadora?
Nuestra principal fortaleza es que permanentemente estamos desarrollando nuevas soluciones en piezas rotomoldeadas; nuestra empresa cuenta con un departamento de 6 personas de planta dedicadas al diseño e ingeniería de nuevos productos, de manera que podemos desarrollar y asesorar propuestas de nuestros clientes. Nos apoyamos en simulación computacional en 3D para generar prototipos funcionales, que nos permiten tener una comunicación temprana del diseño con el cliente y realizar modificaciones sin necesidad de rotomoldear piezas de prueba. También contamos con nuestro propio taller de moldes, con lo cual garantizamos calidad y tiempos de entrega en nuestros productos; nuestra experiencia en desarrollo de moldes cada vez nos fortalece más. A través de nuestro aparato de servicio al cliente y nuestras facilidades en ingeniería, diseño y manufactura, hemos logrado la meta de entregar la primera muestra rotomoldeada en 30 días.

La certificación ISO 9001-2002 nos permitió también acceder tempranamente a un mercado de exportación, y el know-how aportado durante 10 años por Plastech nos consolidó como una compañía de nivel mundial. Ahora podemos competir con rotomoldeadores estadounidenses porque es mucho más barato desarrollar productos con nosotros, y no sacrifican nada en calidad.

¿Qué tipo de competencia han tenido que enfrentar?
Hace algunos años teníamos que competir contra gran cantidad de materiales: madera, lámina, acero inoxidable. A medida que el plástico se establece como el material idóneo para algunas aplicaciones, por su higiene, funcionalidad y durabilidad, ese nivel de competencia se ha reducido, y los productos rotomoldeados sustituyen más y más aplicaciones. También ha sido una tarea difícil hacer entender a nuestros clientes cuáles son las fortalezas de nuestros productos plásticos, y para qué son convenientes: nuestro nicho de mercado está orientado hacia piezas grandes, durables y de bajos volúmenes de producción, y las características de una pieza rotomoldeada son muy diferentes a las de una pieza inyectada o soplada, por precio y por propiedades finales. A medida que crece nuestra competencia con procesadores por rotomoldeo, nuestro trabajo se simplifica, porque el mercado conoce mejor los productos rotomoldeados, y nosotros podemos competir con nuestra calidad; en general, no estamos interesados en competir en precios, nuestro interés es aprovechar las ventajas del rotomoldeo para generar productos durables, estéticos y robustos, que nos permitan consolidar nuestro nombre en el mercado.

¿Qué perspectiva hay en el mercado para el proceso de rotomoldeo?
Durante muchos años en Europa y Estados Unidos el rotomoldeo tuvo unas asombrosas tasas de crecimiento del 15% anual; una vez que la demanda por sus productos se estabilizó, los rotomoldeadores se dedicaron a especializarse para suplir diferentes mercados, y los pequeños rotomoldeadores se fusionaron bajo el nombre de grandes compañías. Actualmente, en América Latina todavía estamos pasando por esta etapa de crecimiento, porque aún hay muchos productos que pueden ser sustituidos. El mercado de los tanques de agua sin duda permitirá que crezca el mercado del rotomoldeo durante mucho más tiempo.

¿Qué estrategias tiene Miraplástek para crecer en competitividad?
La variabilidad en el mercado mexicano hace que sea necesario independizar el éxito de la compañía del éxito de un sector en particular; por lo tanto, nuestra principal meta es la búsqueda de nuevos mercados. Nuestro objetivo es seguir aumentando la eficiencia de los procesos de desarrollo y manufactura, de manera que podamos aumentar nuestra competitividad. También estamos interesados en hacer alianzas estratégicas con rotomoldeadores de otros países en Latinoamérica, para suplir más mercados.

Ha sido una gran ayuda ser miembros de la Asociación de Moldeadores Rotacionales ARM (iniciales del inglés Association of Rotational Molders); las conferencias que organizan nos permiten estar al día en desarrollo de materia prima y maquinaria, y podemos participar de los resultados de las investigaciones que organizan en conjunto con renombradas universidades, con el fin de hacer más eficiente el proceso de moldeo rotacional; este tipo de actualización es sin duda un aporte a nuestra competitividad.

Acerca del autor

Laura Flórez

Laura Flórez

directora de contenido Laura Flórez es ingenieria mecánica con estudios de doctorado en procesamiento de polímeros del IKV, en Aachen, Alemania. Actualmente dirige su propia empresa de consultoría, PM-Tec Engineering, con sede en Bogotá.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Otros procesos

Documentos relacionados