Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2009 Página 1 de 3

Por qué la industria plástica de Perú sorteará mejor la crisis económica mundial

María Cristina Ocampo Villegas

La industria plástica peruana continuará dinámica en la crisis, a pesar de que se prevé una reducción en el ritmo de producción para algunos sectores.

Aunque 2009 será un año de grandes retos para la economía en América Latina, Perú será el país que sobrellevará la situación con mayor éxito. A pesar de que se prevé una reducción en el ritmo de producción para aquellos subsectores relacionados con el consumo mayorista, el sector de plástico de este país continuará dinámico. Se espera que, en conjunto, la industria del plástico en Perú tenga un crecimiento cercano a 4,5%.

Lo anterior se sustenta en el hecho de que Perú aprovechó inteligentemente la bonanza de los mercados mundiales que favoreció al subcontinente entre 2002 y 2008. Ahora, cuando la crisis internacional empieza a afectar a los mercados emergentes y a las economías con alta dependencia de los productos primarios, solamente las economías mejor preparadas podrán sobrellevar los efectos sin menoscabar la industria doméstica.

Dentro de los aspectos que favorecen a la industria peruana se puede destacar la mayor inversión tecnológica que se realizó en los años recientes, el incremento del ingreso per cápita que benefició el dinamismo de la demanda y la diversificación de los mercados de exportación, que hizo al país menos dependiente de la economía norteamericana.

Panorama complejo
Los organismos multilaterales encargados de analizar las economías mundiales señalan que la crisis económica afectará a América Latina en 2009, pero que ese efecto será menos profundo que el presentado en las crisis anteriores. Sin embargo, el optimismo de las proyecciones de los expertos internacionales se quedó corto frente a la magnitud que se evidencia, tanto así que el Fondo Monetario Internacional corrigió sus proyecciones y pronosticó recientemente que la economía mundial apenas presentará un incremento de 0,5%, lo que equivale a decir que permanecerá estancada durante el 2009.

Ante dicho panorama, las exportaciones de los productos latinoamericanos sufrirán un marcado deterioro, lo que ya se puede comprobar con la caída pronunciada de las cotizaciones de los productos de extracción primaria, especialmente de hidrocarburos y metales.

Por lo anterior, para que el subcontinente logre mantener niveles aceptables de crecimiento, deberá implementar estrategias que le permitan mantener la demanda interna e incrementar la inversión en infraestructura, lo que absorberá parte de la población que quede cesante y mitigará el efecto negativo sobre el ingreso en los hogares.

Las perspectivas de la economía peruana
El Fondo Monetario Internacional señala que es posible que la región no llegue a un estado de recesión. Para el 2009, la proyección de crecimiento es cercana al 1,1%. Según el organismo, se prevé que América Latina y el Caribe podrán lidiar mejor con los actuales shocks que las grandes economías cuyas caídas alcanzarán hasta el 2,8%, mientras que las economías asiáticas recientemente industrializadas podrían caer a 3,9%.

Dentro de los cálculos del FMI, Perú es el país que presenta una mejor proyección en el subcontinente. El Banco Central, por su parte, calcula que el crecimiento del PIB este año puede alcanzar 5%. Los empresarios, un poco menos ambiciosos, proyectan que el crecimiento de la economía estará entre el 4 y el 4,5%, como lo espera Eduardo Melo, presidente del Comité de Plástico de la Sociedad de Industrias del Perú (SNI).

El organismo multilateral afirma en uno de sus informes que "Perú registra el período de expansión más prolongado de su historia, una de las tasas de inflación más bajas de la región, menores factores de vulnerabilidad y reducción de la pobreza. Estos logros se deben en gran medida al sólido compromiso de las autoridades con la aplicación de políticas macroeconómicas prudentes y la continua ejecución de reformas".

Sector empresarial preparado
De la misma manera en que la macroeconomía del país se preparó para hacer frente a una crisis internacional, las estrategias empresariales peruanas también han servido para sortear los malos momentos por los que atraviesa el mercado mundial.

Acerca del autor

María Cristina Ocampo Villegas

Es periodista y economista. Colabora en temas económicos para varias publicaciones especializadas y es catedrática universitaria.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados