La conferencia técnica más grande dedicada a plásticos será en Las Vegas, Estados Unidos

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

En noviembre del 2013 participé, como lo vengo haciendo desde 1997, de la reunión anual de APLA - Asociación Petroquímica Latinoamericana, en Cartagena de Indias. Durante esos cinco días tuve unas 23 reuniones muy útiles. Algunas fueron conversaciones de varias horas, otras un par de minutos al pasar. Todas, absolutamente todas, fueron útiles, la gran mayoría solo podían hacerse cara a cara, no remotamente.

Prácticamente nadie puede progresar en un vacio, todos debemos conversar con proveedores, clientes, clientes de los clientes, proveedores de proveedores, y toda una gama de personas, e inclusive con nuestros propios competidores. Esto es verdad no solo para los que venden, sino también para todos los que están involucrados en la industria. Los eventos de la industria proporcionan un ambiente muy eficiente para encontramos con nuestros conocidos, y aun mas importante, con las personas que no conocíamos.

Retornando a las 23 reuniones en cinco días. Pensemos, ¿cuántas reuniones podemos tener en un día en nuestra ciudad habitual de trabajo? Digamos que estamos en Buenos Aires, Sao Paulo, Bogotá o México, DF; luego de coordinar calendarios y horas, tendremos que lidiar con el tráfico; quizás en un buen día podremos llegar a reunirnos en tres lugares diferentes. Si estamos más aislados, deberán viajar a otro lugar, más o menos cercano. Un evento es mucho más eficiente, pues también proporciona una oportunidad para conversar con los que no conocemos.

Hay veces que lo único que se necesita son un par de minutos de conversación para ponerse al día, lo cual no amerita un viaje de por sí solo.

El teléfono, las video conferencias, los correos, los mensajes de texto ayudan, y mucho, pero no son un substituto a las conversaciones cara a cara, donde pasando de un tema a otro se puede llegar a un ¡ahá!, donde germina una buena idea.

Todos tenemos limitaciones de tiempo y dinero, no es necesario ir al otro extremo del mundo, se pueden aprovechar los eventos locales, ferias, conferencias, cursos y talleres. Pero los eventos más lejanos también tienen su lugar, al no estar en nuestro ambiente habitual las posibilidades de encontrar temas o ideas novedosas aumenta.

Los consultores somos asiduos consumidores de eventos y vemos que son pocos los procesadores de plásticos que participan en eventos de la industria. Me estoy refriendo no solo a los dueños y directivos, sino a los profesionales, técnicos y operadores que conforman una empresa. De hecho a la mayoría de los procesadores no se los ve nunca en un evento. Es triste.

¿Cómo puede ser que cuando hay un evento como Argenplas en Buenos Aires, no vayan a la feria la mayoría de los participantes de la industria plástica del Gran Buenos Aires? El costo es mínimo, y solo implica caminar y conversar durante una tarde. Estoy seguro de que por lo menos una idea novedosa se les va a ocurrir.

Durante el 2014 habrá muchos eventos en nuestra región; cursos, conferencias, seminarios y ferias. Planeen ir, pidan permiso a sus jefes, escápense, pero vayan. No se van a arrepentir.

Imagen
blogger name missing

Total posts creados: 1

¿Te gustaría enviarle un mensaje?

Contactar a