La sustentabilidad será la gran bandera de la industria plástica en 2019

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

La última vez que asistí a una Plastimagen fue para el 2004. Desde entonces, el cambio es palpable. Impulsada por el desarrollo del sector automotor, la industria plástica mexicana ha florecido y es visible cómo se han alineado los actores de la cadena para aprovechar el vigoroso momentum que vive la economía.

Tanto el nivel como la internacionalidad de los expositores son una clara medida de hasta qué punto México se encuentra hoy en todos los radares. La muestra de empresas europeas, norteamericanas y asiáticas, que se hicieron presentes en la feria con stands de maquinaria y con un equipo técnico y comercial de primer nivel, son indicadores de que todos los actores visualizan una enorme oportunidad en el país.

Hoy en México existe una realidad con la que sólo se soñaba hace 12 años: la entrada de Braskem Idesa mejora el escenario de la balanza comercial de resinas; la reforma energética presenta un panorama favorable para la industria de transformación e impulsa la generación a través de energías renovables. La infraestructura está mejorando y la inversión extranjera directa no tiene precedentes. Sin embargo, algunas dolencias se mantienen: la carencia de capacitación es sin duda el agravante más álgido. Los industriales y proveedores con los que tuve la oportunidad de conversar coinciden en afirmar que es necesario agilizar la formación de mano de obra y "aterrizar" los programas a las necesidades de la industria.

En esta línea, Antonio Mendoza, director de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (Ammmt), destacaba durante nuestra conversación que existe una iniciativa para tener una formación técnica, en la que los ingenieros de moldes combinen la experiencia "haciendo" manufactura, en lugar de demorar cinco años en una formación de ingeniería puramente teórica; esto aproximándose al modelo de formación alemán. El desnivel en la balanza comercial de moldes es abismal y se requiere un cambio drástico tanto en la formación de mano de obra como en la percepción general de la industria mexicana acerca del valor que tiene la manufactura.

En paralelo a la feria tuve el agrado de recibir una invitación de la INA, Industria Nacional de Autopartes, donde se demostró la gran oportunidad que existe para los transformadores del plástico de convertirse en proveedores de la industria automotriz, aunque las exigencias son altas. Una de las presentaciones más destacadas fue la de Leo Torres, director de compras de Ford, quien resaltó que no existen medidas de preferencia hacia proveedores mexicanos. “Esto es un negocio”, fueron sus palabras. Lo que exige que los proveedores mexicanos puedan competir en calidad y condiciones de entrega con proveedores de cualquier parte del mundo. Esta coyuntura puede sonar dura, pero en el largo plazo permite un desarrollo sostenible de los proveedores: si están en capacidad de convertirse en proveedores de Ford México, van a ser proveedores de clase mundial, calificados para exportar a cualquier parte del mundo.

El Simposio y Exposición Manufactura de Autopartes, que organiza Carvajal Medios B2B entre el 23 y 25 de agosto en el Centro de Congresos de Querétaro, es un escenario que apunta a mejorar la capacitación de los proveedores de la cadena automotriz y a generar espacios de relacionamiento. La página web del evento está disponible para conocer más en detalle el excelente nivel de los conferencistas que reunimos en esta versión: www.manufacturadeautopartes.com.

En esta edición, como en el contenido que generamos en nuestra página web, estamos comprometidos con los industriales para ayudarles a conocer y mejorar sus procesos y a mantenerse actualizados en la siempre creciente oferta tecnológica para la industria plástica.

¡Esperamos que la disfruten!

Imagen
blogger name missing

Total posts creados: 1

¿Te gustaría enviarle un mensaje?

Contactar a