Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2021 Página 1 de 2

Redescubriendo la inyección asistida con gas

Pese a que la tecnología está disponible hace ya muchos años, existe en América Latina aún un enorme potencial de aplicación para reducir costos de materia prima y mejorar la calidad de piezas.

La tecnología de inyección asistida con gas (en inglés GIT, por “Gas Assist Injection Technology”), puede definirse como una manera más eficiente de presurizar una pieza moldeada por inyección durante el enfriamiento. Después de que se ha inyectado un tiro corto de volumen controlado de resina dentro de la cavidad del molde, se introduce gas presurizado, y se distribuye a través de la pieza fluyendo a través de secciones gruesas, o a través de una red de canales de gas estratégicamente ubicados. El gas desplaza la resina en estas secciones gruesas, dejándolas huecas.

La presión de gas reemplaza además el efecto de la presión de sostenimiento y empaquetamiento de la máquina de inyección, y se inyecta a presiones muy inferiores a las que se presentan típicamente durante el proceso. Debido a la reducción en presión dentro de la cavidad, y a que la presión se distribuye de manera más homogénea a través de la pieza, se obtienen varios beneficios: por un lado, se reducen los esfuerzos residuales que generan tensiones internas y deformaciones; se logra una calidad superficial mayor; se pueden obtener ciclos de producción más cortos y se requiere menos material para conformar el producto. Y, como beneficio final, es necesario emplear menos fuerza de cierre en la máquina. 

Lea también: LAS TAPAS ATADAS A LAS BOTELLAS DEFINEN UNA NUEVA REALIDAD EN EMPAQUES

Pese a todos estos beneficios, aún hay muchos moldeadores en la región que no están familiarizados con el proceso, o que lo han probado sin éxito. Tecnología del Plástico conversó con Rick Goralski, de Bauer Compresors, Inc., un experto con más de 30 años de experiencia en GIT y quien ha trabajado ya en cientos de aplicaciones comerciales, para entender cuáles son los beneficios de la tecnología y qué consideraciones hay que tener en cuenta si se quiere implementar.  

Tecnología del Plástico: ¿En qué aplicaciones se emplea GIT hoy en día en el mundo?

Rick Goralski: La primera patente de GIT fue registrada en 1971 en Alemania, para la producción de tacones de zapatos. Hoy en día la GIT se usa en todos los mercados de la industria de moldeo por inyección, desde juguetes para niños hasta dispositivos médicos. La industria automotriz es la que más ha trabajado con esta tecnología. Casi todas las asas y manijas de puertas de automóviles están fabricadas con asistencia de gas. Las carcasas de espejos, bolsillos de mapas, consolas centrales y perfiles laterales se han hecho con esta tecnología. Las manijas de los refrigeradores son otro ejemplo. Muchas piezas gruesas pueden beneficiarse del uso de GIT, pero también muchas piezas delgadas.

TP: ¿Cuáles son los principales desafíos al implementar GIT en plantas de moldeo por inyección?

RG: El principal desafío es la falta de conocimiento y entrenamiento. Muchos diseñadores de moldes carecen de la experiencia de diseñar para GIT. A muchos procesadores también les falta experiencia para producir con GIT. Para un moldeador de productos bajo pedido, esta falta de formación puede desalentarlo para dar el primer paso hacia implementar un programa de GIT.También pueden sentir que el costo inicial no produce los resultados prometidos. La mayoría de proveedores de tier one, especialmente en Europa, son hábiles en el diseño para GIT y tienen las mayores probabilidades de sacar ventaja de los beneficios que pueden lograrse.


Palabras relacionadas:
Inyección asistida con gas, inyección de plástico, inyección plástica usando gas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Inyección

Documentos relacionados